Promesas Incumplidas, En el Aire

¿Cuantas promesas dejamos por el camino a lo largo de nuestra vida? ¿Cuantas películas quedaron sin ver al final, cuantos paseos en coche? ¿Cuantas palabras quedaron a medio camino entre la garganta y la boca? 

Hay veces que somos tan cobardes que perdemos cosas, personas, simplemente por no atrevernos a decir lo que realmente sentimos, lo que queremos hacer o lo que no queremos.

Luego llega un momento en el que empezamos a echar de menos a esas personas, a unas más que a otras, pero cuando miramos hacia atrás o cuando echamos un vistazo a esa persona, vemos que ella ya es feliz al lado de otra persona, o que simplemente tu ya no le importas, ya te olvidó, ya se olvidó de la amistad, del cariño, del amor. 

Por eso es importante arriesgarse por lo que uno quiere e ir a por ello, sin miedos. Ir de frente, aunque luego te toque chocar contra una pared de ladrillos. Pero más importante aún es no dejar promesas en el aire, promesas incumplidas, porque luego, cuando echemos la vista al pasado, nos podremos arrepentir y pensar que pudo ser y no fue.

-L


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todo blog se hace grande gracias a los comentarios, por lo que son bien recibidos siempre que sean con respeto :)